El matrimonio de los bautizados entre razón, fe y justicia